Malocchio


El reciente post en el blog Desde Tel Aviv, un testimonio único, me hizo pensar en mi viejo.

Él tenía (o tiene, no volví a hablar del tema) la costumbre de aplicar el malocchio (cuernos con el dedo índice y el meñique) cuando detectaba mala onda, como una suerte de protección contra el mal de ojo. Nunca tuve mucho diálogo con él así que no tengo más detalles, sólo entiendo que es algo ancestral que viene de Italia, supersticiones de montañeses rústicos exportadas a tierras argentas en sus valijas rasposas.

Recuerdo que en la esquina de la casa de mis viejos en Palermo Viejo vivía el armenio Sarkis, un señor de grueso bigote dedicado al rubro textil. El hijo de Sarkis tenía la edad de mi papá y se conocían desde chicos.

Cada vez que se cruzaba con este sujeto, mi viejo hacía los cuernos, el famoso malocchio.

Intrigado, un día le pregunté por qué hacía este gesto tan extraño. Me dijo que el hijo de Sarkis, cuyo nombre no recuerdo, era un jettatore, es decir, un portador de la mala suerte.

Siguiendo la costumbre, durante muchos años repetí el rito al pasar cerca del jettatore, hasta que un día no me lo crucé más...

9 comentarios:

Angel Sanz dijo...

Hola que tal? Soy Angel Sanz, Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos
Saludos cordiales.


Angel
tel : 34 691533734 // España +34

Puedes contactar por mesenger si quieres:

angelsanz.comercial@hotmail.com


Puedes contactar por facebook si quieres :

angelsanz.comercial@hotmail.com



Tambien tenemos un sistema de referidos , que ganas una comision mensual
Por cada sitio/blog recibira una comision hasta de 7.5 euros mensuales.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=lqFYrw4lVYQ

Andreievna dijo...

Yo pensé que cuando la gente me hacía cuernitos en la calle me estaba indicando algo en relación a la vida sentimental...
Pero esto suena mejor

(creo?)

El inconsistente dijo...

Angel: No

Anónimo: Gran escena, una de mis preferidas de ese neo-clásico

Andreievna: Y sí, suena mejor. Suena más místico. Nada más terrenal que un cuerno...

jose dijo...

Yo hago cuernitos cada vez que paso por algún accidente automovilístico o pasa cerca mío un auto fúnebre, como para alejar la mala onda

pao dijo...

Cuanta mala vibra hay en este blog ! Fush fush dice grace alfano!!

Mariano dijo...

Yo pensé que Argentina estaba llena de metaleros!
La anécdota es buenísima y de paso te pego aquí una situación abnormal que me relató en un mail Adrián Yanzón, ex cantante de Los Pillos y amigo casual.

"El día 22 de diciembre a las 6:00 AM en la plazoleta que se encuentra en el cruce de Belgrano y Güemes, Avellaneda, fuí testigo de un rito hebraico que me desconcertó. Tres sacerdotes judios triangulados, a espaldas del monumento de Eva Perón, oraban, dos barbados y uno muy joven, casi un niño. Los dos mayores, como dije oraban, el más joven miraba rectamente, expectante, en un territorio raro para ellos. ¿Qué hacían?

Por la noche hubo un gran corte de luz".

Abrazo y gracias por citar el blog.

Man

Mike dijo...

El Sarkis que mencionás tendrá algo que ver con el del restaurante? Que grande Dio, por favor.

El inconsistente dijo...

Mariano: Es muy misterioso lo de este rito... no se pueden averiguar más detalles?

Mike: No, es otro Sarkis.... bah, creo

Quién sabe si el viejo Sarkis habrá cambiado de rubro, y ahora el restaurante lo maneja el jetattore!!?