David Lynch en la Viennale

La organización del Festival Internacional de Cine de Viena, más conocido como la Viennale, ha encargado su tráiler de esta edición al legendario cineasta David Lynch. Sin palabras...

Lou Reed & Metallica


The View by Lou Reed & Metallica

I am a chorus of the voices
that gather up the magnets
set before me
I attract you and repel you
a science of the heart
and blood and meaning
The coldness of most beauties
is a challenge that our youth
must quickly conquer
There is no time for guilt
or second guessing, second guessing
based on feeling
I am the truth, the beauty
that causes you to cross
your sacred boundaries
I have no morals
some think me cheap
and someone who despises
the normalcy of heartbreak
the purity of love
But I worship the young
and just formed angel
Who sits upon the pin of lust
everything else
bores me
I want to see your suicide
I want to see you give it up
your life of reason
I want you on the floor
and in a coffin your soul shaking
I want to have you doubting
every meaning you’ve amassed
like a fortune
Oh throw it away
for worship someone
who actively despises you
for worship someone
who actively despises you
I am the root
I am the progress
Ii’m the aggressor
I am the tablet
These ten stories
Worship
Worship
Pain and evil have their place
sitting here beside me
I offer them to you as servants
of the gold that you must give
Pain and evil have their place
sitting here beside me
and I’ll offer them, I offer them to you
as servants of the gold
that you must give to me
I want to see your suicide
I want to see you give it up, give it up
your your life of reason
I want to see you on the floor
and in a coffin, soul shaking
soul shaking
I want to have you doubting
every meaning you’ve amassed
like a fortune, like a fortune
throw it away
For worship of someone who actively despises you
Who actively despises you

Insomnio+Antonioni+Yardbirds



Son las 3:30am. Noche de insomnio. Aprovecho para poner orden en la habitación donde es imposible caminar debido a tanta ropa y zapatillas por el piso. Mientras busco de rodillas esa zapatilla que me falta para completar el par, la TV (canal TCM) me muestra escenas de Blow-Up de Michelangelo Antonioni. De pronto, debo dejar de hacer lo que intentaba hacer: un riff de guitarra electrizante y genial me paraliza. Levanto la vista y me doy cuenta que los Yardbirds (con Jeff Beck y Jimmy Page!!) está tocando en la película. Sin avisar a este corazón ya maltrecho, Beck se da vuelta y comienza a aporrear la guitarra contra el amplificador, para luego patearla y pisarla (antes que Hendrix? quizás…). Por cosas como esta es que nunca me quiero ir a dormir...

El circo llegó a Copiapó

No suelo referirme a cuestiones de actualidad en este blog, pero el “candente” tema de los mineros chilenos me terminó superando.
A ver, cómo arranco esto…

Las condiciones de trabajo de los mineros de Copiapó siempre fueron deplorables e infrahumanas, ya lo cantaba Country Joe McDonald a fines de los 60s.

Se me ocurre que primero habría que preguntarse por qué ocurrió este accidente y si realmente la mina cumplía con las condiciones mínimas de seguridad, cosa que dudo.

Que rescaten a los mineros era obligación del gobierno, era lo mínimo que podía hacer por esta sufrida gente que jamás tuvo la oportunidad de trabajar de otra cosa y porque, además, no exigió debidamente a la empresa explotadora que se ocupe de la seguridad de sus operarios.

Me cayó mal ver a Piñera utilizando políticamente este "triunfo" cuando en realidad es un gran fracaso, porque este accidente jamás debería haber ocurrido.

Además, todo ese circo mediático y las banderitas, parecía la salida de la casa de Gran Hermano.

Los invito a ver How Green Was My Valley de John Ford para conocer la vida de los mineros...

Sorpresa y media

¿Cuánto tiempo hace que no escribo para este blog? Mucho. ¿Volveré a hacerlo? No sé, pero a veces está bueno romper el silencio cuando algo lo amerita.

¿Estamos hablando de la repentina muerte de Romina Yan? En absoluto. Más bien tiene que ver con el recital que acabo de presenciar a dos cuadras de mi casa.

Anoche volvía de mi curso de "Historia del Rock", con Alfredo Rosso y Fernando Pau, y me sorprendí al ver que la calle Freire estaba cortada, justo en la puerta de la radio Rock & Pop. Sin embargo, me olvidé del asunto rápido: tenía mis energías vitales focalizadas en una discusión telefónica con mi novia.

Pero esta mañana retomé el asunto. Me fui a la puerta de la Rock & Pop a indagar sobre el evento en ciernes.

“Toca Catupecu Machu por los 25 años (de la radio)”, me dijo de mala gana una mocosa, cuando le pregunté por segunda vez quién tocaba, ya que en la primera fue imposible entender su rudimentario lenguaje.

Así que rápidamente me dirigí a donde tenía que dirigirme (a la modista para arreglar unos pantalones, no seamos misteriosos) y volví presuroso para presenciar el show.

La banda de Fernando Ruiz Díaz revolucionó la calle Freire y se despachó con un recital enérgico, aunque con un poder sonoro limitado, lo cual está OK, teniendo en cuenta la hora y el lugar.

Bajo una molesta garúa, abrieron con Confusión, el primer corte de Simetría de Moebius, y siguieron con Óxido en el aire. Siguió Magia veneno y el momento de presentar a los invitados: Walas y El Tordo de Massacre subieron al escenario para hacer Plan B: Anhelo de satisfacción.

Para el último tramo quedó Y lo que quiero es que pises sin el suelo. Luego hubo una pseudo interrupción por “problemas técnicos”, excusa para que Mario Pergolini tome por asalto la batería, y juegue un poco con Ruiz Díaz, quien aportó un lúdico Billie Jean de Michael Jackson. El final llegó con Dale! y Blitzkrieg Bop de los Ramones.

El evento me alegró el día, para qué lo voy a negar...

Star Wars muda

Esta es la versión de Star Wars realizada por el grupo artistas Les Singes Hurlants tal y como la habrían rodado en la época dorada del cine mudo. Y por mucho que no tenga ni 3D, ni color, ni sonido, la escena no pierde ni pizca de fuerza y emoción...


Anachronisme
Cargado por LesSingesHurlants. - Videos de arte y animación.

La fotografía de Steve McCurry


Por primera vez en Argentina, el Centro Cultural Borges está presentando una cuidada de selección 110 obras del gran fotógrafo Steve McCurry.

Reconocido universalmente como uno de los mejores creadores de imagen actual, McCurry es el autor de la célebre fotografía “La niña afgana”, aparecida en la revista National Geographic en junio de 1985.

Sharbat Gula –este es el nombre de la niña– fue fotografiada cuando tenía 12 años, en el campamento de refugiados Nasir Bagh de Pakistán, durante la guerra contra la invasión soviética. Su foto, debido a la intensidad de sus ojos verdes, convirtió a la portada en una de las más famosas de la revista.

McCurry también cubrió gran cantidad de zonas de conflicto, incluyendo la guerra Irak-Irán, la desintegración de Yugoslavia, Beirut, Camboya, Filipinas, la Guerra del Golfo y China, además de la cobertura continua de la situación en Afganistán.

Recomiendo ampliamente esta exposición.

Historia olvidada


En los terrenos del Easy de Palermo (ahí donde Cerviño se cruza con Bullrich), justo al lado del Regimiento de Infantería 1 “Patricios”, agoniza un formidable edificio histórico.

Se trata del Pabellón del Servicio Postal, obra del arquitecto Virginio Colombo, que fue Medalla de Oro en la Exposición del Centenario de la Revolución de Mayo en 1910.

El pabellón se encuentra semioculto detrás del estacionamiento y obviamente inutilizado. Hoy se pudre entre camiones frigoríficos y cajones de Coca Cola mientras espera que alguien tome nota de su linaje.

La semana pasada estuve intentando sacar unas fotos desde la playa de estacionamiento y fui expulsado por un troglodita a cargo de la seguridad. Todo el episodio fue muy absurdo y extraño, teniendo en cuenta que es un edificio histórico (o sea, nuestro), y que la sede del home center (que término espantoso) se ubica en terrenos que supieron ser fiscales y que fueron donados misteriosamente a una corporación extranjera en los "Alegres 90s".

Yo hice la colimba en este lugar, cuando todo formaba parte de Guarnición Palermo, y uno de los puestos de guardia, Arsenales, estaba justo al lado de la misteriosa construcción.

Recuerdo que estar apostado de noche en esta posición era una verdadera tragedia. Completamente ignorantes de su historia, supimos bautizar “Castillo Grayskull” al edificio y más de uno aseguró haber visto fantasmas y escuchado voces en su interior.

Yo nunca vi ni escuche nada, pero sí admito haber sentido pavor cuando la luna llena recortaba la figura del castillo y la proyectaba sobre la bruma en aquellas frías madrugadas...

Escucho ofertas


Mi amigo Nico es, lo que se dice, un tipo “viajado” y su destino preferido, sin dudas, es Europa. En 1999, cuando se acercaba el fin del milenio, se escapó nuevamente al Viejo Continente, pero esta vez regresó con un obsequio: un afiche de la gira 3D de Psycho Circus de Kiss arrancado de las calles de Praga, capital de la República Checa.

Así como llegó, un agradecido inconsistente mandó a enmarcar este ítem y lo colgó en una de las paredes de su dormitorio. Y así se mantuvo por una década, soportó las quejas constantes de una pareja, y las miradas, mezcla de curiosidad y repulsión, de varias novias. Fue testigo de muchos momentos de alegría y otros tantos de tristeza inconmensurable.

Fue un mudo espectador de miles de instantes de mi vida, y resistió el paso del tiempo con estoicismo. Pero el viejo cuadro de Kiss no pudo con algo: el hastío de su dueño.

Un día me desperté y simplemente lo odié, me paré sobre la cama y lo saqué. Salvando las distancias, me sentí como Kirchner retirando el cuadro de Videla en el Colegio Militar, por lo solemne del momento. Me sentí bien. Ahora su antiguo lugar lo ocupa un póster de la Semana del Art Decó, que se realizó en Ocean Drive, Miami, entre el 19 y el 21 de enero del 2001.

Pero el cuadro de la gira 3D de Pyscho Circus sigue en casa. Por ahora, descansa detrás del televisor, pero no puede seguir por mucho más tiempo en este lugar; y me niego a enterrarlo en la casa de mis viejos, que se ha convertido en el cementerio de las cosas que ya no tienen espacio en mi departamento.

Quiero que alguien lo disfrute, tanto como lo hice yo durante diez años. Por eso, aficionados de Kiss, escucho ofertas. El cuadro mide 76cm de ancho x 96cm de alto...

Rock Bottom


Chad Smith de los Red Hot Chili Peppers tocando en el piano la introducción de Rock Bottom de Kiss en el documental Funky Monks...

Woody Allen


Siempre me jacto de ser un cinéfilo con conocimientos razonablemente amplios sobre el séptimo arte. Sin embargo, hay dos directores a los que me siento obligado a volver a visitar: Pedro Almodóvar y Woody Allen

El primero, porque siempre tuve muchos prejuicios y cierta homofobia hacia su filmografía; y el segundo, porque acabo de comprobar que había que contar con cierta maduración emocional e intelectual para disfrutarla, algo parecido a lo que me pasó en su momento con la lírica del tango.

Es un hecho: a pesar de haber hecho hasta un curso sobre Woody Allen, no estaba tan sumergido en sus trabajos como un cinéfilo que se precie de tal debería estar.

Para saldar mi deuda anoche vi Annie Hall, uno de sus filmes más representativos.

La cinta narra las desventuras de Alvie Singer, un cómico y guionista neoyorquino que enfrenta su cuarta década de vida, mientras descubre el amor de la joven Annie Hall, encarnada por Diane Keaton.

Debo confesar que, con mis 39 años y una personalidad bastante compleja, me sentí demasiado identificado con el personaje de Allen.

Me impactó una escena en particular: cuando Alvie y Annie hacen la fila para ver una película mientras mantienen una discusión sobre si prestar atención o no a los comentarios pseudos intelectuales de una persona que se encontraba en la misma fila.

Me vi reflejado en Alvie, diciendo las mismas cosas, y sufriendo por las mismas obsesiones y complejos. Me di cuenta que debo ser un denso insoportable y que, aunque en la pantalla la situación se torna risible, en la vida real debe ser patética.

Anoche no pude dormir. Annie Hall me pegó mucho.

Como buen obseso, ya encargué en Ed Sullivan las siguientes películas donde participa Woody Allen, ya sea como director, guionista o actor. Algunas ya las vi, pero creo que vale la pena reincidir:

Todo lo que siempre quiso saber sobre sexo…
Hannah y sus hermanas
Manhattan
Crímenes y pecados
Comedia sexual de una noche de verano
Robó, huyó y lo pescaron
Zelig
Historias de Nueva York
Bananas
Stardust Memories
Alice
Sombras y niebla
Broadway Danny Rose
Los secretos de Harry
El sueño de Cassandra
Misterioso asesinato en Manhattan
Casino Royale

Mondo Bizarro

Visto en Roque Pérez al 2600, justo detrás del Hospital Pirovano.

… hay gente que tiene demasiado tiempo libre, además de estar completamente alienada.

TiempoLibre+Limaje=MalGustoBizarro



Malocchio


El reciente post en el blog Desde Tel Aviv, un testimonio único, me hizo pensar en mi viejo.

Él tenía (o tiene, no volví a hablar del tema) la costumbre de aplicar el malocchio (cuernos con el dedo índice y el meñique) cuando detectaba mala onda, como una suerte de protección contra el mal de ojo. Nunca tuve mucho diálogo con él así que no tengo más detalles, sólo entiendo que es algo ancestral que viene de Italia, supersticiones de montañeses rústicos exportadas a tierras argentas en sus valijas rasposas.

Recuerdo que en la esquina de la casa de mis viejos en Palermo Viejo vivía el armenio Sarkis, un señor de grueso bigote dedicado al rubro textil. El hijo de Sarkis tenía la edad de mi papá y se conocían desde chicos.

Cada vez que se cruzaba con este sujeto, mi viejo hacía los cuernos, el famoso malocchio.

Intrigado, un día le pregunté por qué hacía este gesto tan extraño. Me dijo que el hijo de Sarkis, cuyo nombre no recuerdo, era un jettatore, es decir, un portador de la mala suerte.

Siguiendo la costumbre, durante muchos años repetí el rito al pasar cerca del jettatore, hasta que un día no me lo crucé más...

Capitán Améjica


Mi sobrino, con sólo tres años y medio, entiende mejor la realidad geopolítica mundial que muchos babiecas que andan opinando por ahí.

Bautizando “Capitán Améjica” al superhéroe anteriormente conocido como “Capitán América”, explicó en dos palabras la realidad del NAFTA y la integración económica que, para bien o para mal, existe entre EE UU y México.

Y el tío se mata de la risa con él…

Más lesiones


¿Viste cuando estás jugando al fútbol y vas en busca de la pelota y, al mismo tiempo, un tipo grandote también lo hace, y los dos chocan, pero como el tipo grandote es un sub-humano y está más armado que vos para la jugada, no le pasa nada; y vos, en cambio, volás por los aires y una milésima de segundo antes de caer pensás: “me rompió, el animal me rompió”?

¿Te pasó?

A mi sí. Fue el sábado a la tarde.

Terminé en una clínica haciéndome radiografías porque no podía, ni siquiera, apoyar el pie derecho. Al final no hubo fractura –todavía no entiendo cómo– pero tuve que ver Argentina – Brasil solo, tirado en la cama, pata para arriba, con mucho hielo en el pie y empastado a full con Dioxaflex 75.

También se me ocurrió la genial idea de pedirme una pizza y no me quedó otra que ir saltando porque apoyar era imposible. ¿Sabés lo que es ir saltando en un pie con una pizza en una mano y una cerveza en la otra? Además de ridículo y patético, digo…

Gracias al Heavy por arruinarme de nuevo, por lo menos esta vez no me quebró.

Ace está de vuelta


Esta foto del gran Ace Frehley es más para Mixtura inconsistente, pero está tan buena... tiene mucha fuerza. Es rock.

Microreflexiones de viernes


¿Por qué todos los villanos del cine no pueden ser como Hans Landa de Bastardos sin gloria?

¿Por qué la simpática boliviana de la verdulería de la esquina insiste en llamarme “señor”, cuando le pedí 345 veces que no lo haga?

Después de los bochornos con Bolivia y Ecuador, si mañana perdemos con Brasil se acaba la Selección Argentina para mi. Lo afirmo acá.

Mis prejuicios con las 4x4


Admito que estoy lleno de prejuicios, pero me causa cierto rechazo la gente que maneja camionetas 4x4. Creo que es un vehículo absolutamente ostentoso e innecesario en un ámbito urbano como Buenos Aires.

Y no sólo ostentan, sino que contaminan más, ocupan espacio, joden el tránsito y dañan a los demás vehículos. A quién no le pasó de estacionar detrás de una 4x4 y comprobar después que su desconsiderado propietario retrocedió para salir y te clavó la rueda de auxilio en tu capó. Además, sus paragolpes asesinos de titanio cromado están tan altos (todo el vehículo lo está) que no coinciden con los tuyos, así que siempre te van a abollar de alguna manera si el tipo no tiene cuidado, algo que suele ocurrir.

Sólo justifico la existencia de estos mastodontes en el caso de la gente que tiene que circular por caminos de tierra, que tiene espíritu de aventura o que anda por el campo, donde realmente hacen falta estos bichos. Pero como los agro-garcas tampoco me caen bien, menos bien me caen sus camionetas importadas pagadas con soja sobrevaluada.

Más tristes me resultan los que manejan la Ford EcoSport, más conocida como la 4x4 de la clase media. Ellos sienten que tener un rodado de estas características es una cuestión aspiracional y necesitan manejar uno a como de lugar, aunque en realidad no sea una 4x4. Salvando las distancias, me recuerdan a los pobres pibes que usaban las Nike, Reebok o All Star truchas en mis días de secundaria.

¿A vos qué te causa rechazo?

Microreflexiones

Tres reflexiones para esta mañana:

1) Cuando alguien te dice que no pudo verte o que no hizo tal o cual cosa por falta de tiempo, es mentira. Todo el concepto de la “falta de tiempo” es mentira, un auto engaño. Se trata simplemente de un tema de prioridades.

2) Me gusta andar en bermudas y campera. Recién fui a guardar el auto al garage, temeroso de la Tormenta de Santa Rosa, y me sentía como en Mar del Plata. Creo que tiene onda.

3) Esta mañana me saludaron dos personas que no tengo idea de quiénes son. Eso me pasa seguido. Hay gente que enseguida saluda cuando alguien la mira, casi como por reflejo. Supongo que pensarán: “si me miró es porque me conoce y yo no lo debo recordar”. No toman en cuenta que yo miro a todo y a todos. Creo que miro demasiado, un día me van a cagar a trompadas...

Mujeres

Este post es para vos, que todavía no entendés por qué no te volví a llamar. Me extraña que no lo comprendas, a tu edad y con el recorrido de experiencias de vida que llevás en tu mochila personal.

Te lo voy a explicar. Para El Inconsistente hay cinco tipos de mujeres:

a) Mujeres que me causan absoluto rechazo. Son quienes no soporto compartir ni un viaje de tres pisos por el ascensor. Pueden llegar a estar buenas físicamente, pero es tanta la antipatía que siento por ellas que no las tocaría ni con un puntero láser.

b) Mujeres que me caen simpáticas. No me atraen en absoluto, pero tienen una característica peculiar –inteligencia, simpatía, etc– que las habilita para mantener conmigo una charla de entre 10 y 15 minutos en cada encuentro casual.

c) Mujeres que son mis amigas. En general, no me cautivan desde lo físico, aunque en algunos casos puntuales pude llegar a sentirme atraído y actuar en consecuencia. Me gusta pasar tiempo con ellas, me hacen reír y me sorprenden con sus reflexiones. Más de una vez pensé: “ay, si me gustaras más, que buena novia serías”. En algunos casos, pude haber tenido algo pero, en general, ahora prefiero priorizar nuestra amistad por sobre todas las cosas.

d) Mujeres que están buenas. El título lo dice: “están buenas”, nada más. No son interesantes, ni me atrapa nada de lo que dicen, tampoco son simpáticas, ni me hacen reír. Simplemente me resultan atractivas desde el punto de vista puramente sexual. Esta característica hace que quiera tener sexo con ellas cuanto antes, objetivo para el que hay que hacer ciertos sacrificios, como escucharlas y compartir algún tiempo juntos. Es un trabajo difícil, es cierto, pero el premio es gratificante.

Una vez logrado el objetivo, puedo llegar a reincidir una o dos veces, pero mi interés decae de inmediato. Esto genera fricciones, demás está decirlo...

e) Mujeres que me gustan. Escasean. Son las que me atraen sexualmente hablando, pero a la vez me atrapan por algún motivo, ya sea porque me hacen reír, porque son ocurrentes, tiernas, cultas, inteligentes, cinéfilas… o todo eso junto, lo cual las convertiría en la mujer ideal.

¿Entendés ahora mi querida? Sí, adivinaste, vos entrás en la categoría de mujeres del punto D.

¿Y cuáles son tus categorías de hombres/mujeres?

Matando nazis con Tuvia Bielski


Anoche vi una película muy interesante.

Se llama Desafío (Defiance) del desconocido Edward Zwick y protagonizada por el muy conocido Daniel Craig.

El protagonista de la saga de James Bond interpreta a Tuvia Bielski un judío bielorruso cuya familia fue exterminada por el ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Bielski y sus hermanos deciden volverse partisanos y, aprovechando el impenetrable bosque lituano, salen a rescatar y defender a miles de judíos que huían de la persecución antisemita. Así construyen durante el crudo invierno ruso un campamento que terminó siendo conocido como "La Jerusalén de los bosques".

La película es fantástica, la recomiendo. Además, la historia es muy interesante y poco conocida, por lo menos para mí. Salvo por casos concretos, como la revuelta del Ghetto de Varsovia en 1943, donde los judíos se levantaron contra los nazis para evitar el aniquilamiento, no estaba al tanto de este tipo de acciones guerrilleras por parte de los judíos.

Pianista inconsistente


Trabajar en tu casa tiene muchos beneficios: manejas tus tiempos, los controles de tus superiores son muy laxos y no hay congestión de tránsito rumbo al trabajo, ni lluvia, frío o calor.

Pero tiene una única y gran desventaja: es una actividad increíblemente solitaria

A veces me siento como en una cápsula sin espacio ni tiempo, y en otras, me identifico con el protagonista de El pianista (The Pianist), de Roman Polanski, viendo la vida desde una ventana.

Y es muy triste...

Gatúbela para siete hermanos


Recién miraba la película Siete novias para siete hermanos (Seven Brides for Seven Brothers), un clásico de la comedia musical estadounidense de 1954, que sólo puede verse en un canal como TCM porque sería francamente imposible imaginarlo en otra señal.

La película, extremadamente naif, pero agradable para un domingo a la noche, transcurría lánguidamente en la pantalla hasta que un detalle me hizo dar un pequeño salto en la cama.

Me llamó mucho la atención una de las siete novias, quizás la más secundaria y con menos líneas de parlamento (la del fondo en la foto). Una morena alta y con un cuerpo espectacular que desentonaba entre las otras chicas, tan inocentes, frágiles e insulsas.

Tardé unos minutos en comprobar que Dorcas Gailen –este era el nombre de la novia– era nada menos que Julie Newmeyer, conocida pocos años después como Julie Newmar, la gatúbela más sexy (y popular) que tuvo la serie clásica Batman, filmada entre 1966 y 1968.

Me satisface comprobar que mi radar sigue en óptimo funcionamiento…

Cenando con Maracho en Rodney


Anoche me junté con mi amigo Maracho Silver Hyde en El bar de la calle Rodney, frente al paredón del cementerio de la Chacarita.

Hacía 14 años que no nos sentábamos en una mesa de este café y elegimos la misma que nos encontró tomando una cerveza helada una tarde de verano (¿era verano?) de 1995.

Hablamos de música, mujeres y cine, de nuestro pasado y nuestro presente, de la gente que despreciamos y de los pocos personajes que admiramos, y sólo por su obra, porque cuando abren la boca...

Es un gran tipo este Maracho. Me desperté el lunes con ganas de verlo y bastó un llamado para coordinar todo. Para las 9:30 de la noche ya estábamos cenando. En realidad, yo cenaba un peceto con papas y él picaba de mi plato con mi total autorización (a nadie le permito eso, sólo a Maracho).

También me trajo un encargo que le solicité días antes: las películas Viaje al séptimo planeta, THX 1138, Solaris, 2000 maníacos y Robinson Crusoe en Marte. Faltaron Robot Monster, The Texas Chainsaw Massacre y Destination Moon, que serán una excelente excusa para un futuro (cercano) encuentro.

Cruzarme con Maracho me cambió la semana…

¿A vos qué o quién te cambió la semana?

Galería nocturna

Usted duerme plácidamente. Está soñando con algo relacionado con manejar un auto a gran velocidad y las suaves piernas de una mujer.

De pronto, una serie de golpes monocordes interrumpen su merecido descanso. Son las 7:00am, un territorio inexplorado para El inconsistente.

Se levanta a los tumbos con la ciega misión de detectar el origen de este importuno. Como murciélago en su cueva llega con convicción hasta la ventana de sus aposentos.

“Ahí está, viene de afuera”, exclama triunfante.

Se asoma por la ventana. El viento del frío retazo austral golpea su cara, su cuerpo aún tibio, pero usted necesita saber, exige certezas.

Y ahí lo ve, a pocos metros. Horrorosa imagen que perturbará las sombras para el resto de su existencia…


Sé que Edgar Allan Poe seguro habrá escrito El tonel de amontillado basándose en algún episodio cotidiano de este calibre.

Yo sólo pude escribir esto.

Payaso triste


“Nunca quisiera ser como Gene Simmons de Kiss, un anciano que se pone maquillaje para entretener a los niños, como un payaso que va a trabajar...” Trent Reznor (Nine Inch Nails).

Este tipo me leyó la mente

Ahora quiero ser tu perro


Iggy Pop… uno de los pocos músicos que todavía logran impactarme. ¿Mi solista preferido? Sí claro, por lejos. Salvando las distancias, también amo a Tom Waits y Leonard Cohen, lo que no me sorprende porque el último disco de la Iguana (Préliminaires) tiene mucho que tributarle a estos grandes. Así que el círculo cierra… ¿me entendés?

¿Cuántas veces lo vi en vivo? No puedo precisarlo. Estoy seguro que no fue en su primera visita en agosto de 1988, un show recordado como uno de los mejores que se haya visto por estas latitudes.

Sí es indudable que asistí a su recital de 1992 en el estadio Obras. Recuerdo cuánto me sorprendió su performance, su entrega. Hasta recuerdo cómo jugaba con un micrófono que terminó golpeando su boca (¿o era su nariz, o su frente?) y que cantó sangrando hasta el final.

Al año siguiente dio un exclusivo recital en el mítico Prix D´ami de la calle Monroe (Monrow, como decía mi ex). También evoco mi mal humor esa noche porque no podía pagar una exorbitante entrada de US$100.

En 1996 volvió para la despedida de los Ramones en River. Y claro: estuve ahí. Gran noche, aunque se me vuelve nebulosa por momentos. En fin, tengo mis motivos.

Toda esa relación con Argentina, todo ese romance con un público que respondía apasionado a tanta locura, le dejó hasta una novia argenta a la que terminó dedicándole dos temas en su disco Avenue B (Miss Argentina y Nazi Girlfriend).

Pasaron los años y, cuando parecía que nunca más lo vería en esta parte del planeta, se bajó hasta el Club Ciudad, el 22 de septiembre del 2006, para ser cabeza de cartel del Pepsi Music, esta vez liderando el renacimiento de los Stooges, y nada menos que frente a 15 mil almas, entre las que se encontraba la mía.

¿Por qué este homenaje a Iggy Pop? Bueno, anoche veía el programa Zane Meets U2 en Vh1, y me sorprendí con las declaraciones de Bono cuando remarcó las virtudes como compositor de Iggy Pop –algo que vengo sosteniendo hace años cuando digo que está subvalorado– llegando a decir que la Iguana era nada menos que “su héroe” (mirá vos, Bono).

Desde anoche que no puedo sacarme de la cabeza a Iggy. Tengo ganas de verlo de nuevo. Y más, muchas más, después de ver este video. Que animal, que fiera enjaulada, que salvaje. Cuanta furia. Sólo él (y unos pocos) entienden el significado de la palabra rock.

No me vengan con boludeces. ESTO es rock y yo le rindo tributo...

Patinando por un pedo



En los años 80 había unas 20 pistas de patinaje sobre hielo en Capital Federal y una quincena en el conurbano bonaerense.

Pero para fines de la década, el negocio llegaba a su término, en parte por los efectos de la hiperinflación y los cortes de luz programados, y también porque simplemente se agotó la moda, tal como ocurrió en su momento con las canchas de paddle, los parripollos y los videoclubes.

Una de las pistas que explotó en los 80s, más concretamente en 1987, fue My Way. Recuerdo haber concurrido a este establecimiento a darme unos porrazos durante ese mismo año. Recuerdo que lucía mi flamante campera de jean Lee con corderito, y mis zapatillas Pony blancas. Tenía 16 años.

Increíblemente este lugar sigue en (decadente) funcionamiento, como detenido en el tiempo, con la misma ambientación de 1987. Esto lo comprobamos asombrados el sábado pasado, durante el cumpleaños 36 ½ de Merengadas (sí, 36 ½, ella es tan cool que festeja cada seis meses).

La amiga decidió pedir unas pizzas en su casa, para luego partir a My Way (Cabildo y Dorrego) para patinar durante la hora más larga de mi vida: aunque me reí muchísimo, tenía tanto miedo de caerme y romperme un hueso que patiné como petrificado. Además, esta actividad cansa y mucho, quedé KO.

Por fortuna, después vino el ansiado premio: torta y champagne en casa de Demóstenes.

Ahora se vienen más aventuras: Paintball, kartings, montañas rusas, paracadismo, bungee jumping y quién sabe qué más…

¿Y vos estás planificando alguna salida “poco convencional”?

Should I stay or should I go


The Clash en vivo en el Shea Stadium de Nueva York, como teloneros de The Who, e interpretando el clásico Should I stay or should I go del disco Combat Rock.

La fecha: 13 octubre de 1982.

... ¿Existe algo mejor para arrancar la mañana?

Dedicado a Mamá Punk

Baldosa


Me impresionan mucho estas baldosas que hay en mi barrio, Colegiales. Hacía tiempo que tenía ganas de registrarlas para el blog, así que hoy saqué la cámara y me fui a caminar un rato con la (auto)excusa de comprar comida…

¿Viste alguna en tu barrio?

Great argento


La historia dice que Juan Domingo Perón falleció un día como hoy hace 35 años, el 1º de julio de 1974.

Que fue general de la Nación y tres veces elegido presidente de los argentinos por voluntad del pueblo. Que recuperó la justicia social y la soberanía de los argentinos desde el día que los trabajadores le devolvieron la libertad, el 17 de octubre de 1945. Desde entonces llamado, el Día de la Lealtad.

Las Humor del tío Jorge


La muerte de Andrés Cascioli, creador de las revistas Humor, El periodista y Fierro, me impactó, me pegó mal.

Todavía conservo varios ejemplares de fines de los 70s y principios de los 80s. Eran de mi tío Jorge, intelectual de izquierda (el único, en una familia de gente simple y laburante).

El tío las leía y cuando terminaba con ellas simplemente las tiraba en un piletón en desuso en la casa de mi abuela en Núñez.

... Atrás iba yo y las rescataba. Con apenas 9 o 10 años, pero ya voraz en la lectura, tuve mi primer acercamiento a este exponente de la contracultura nacional.

Muchas notas no las entendía todavía, pero recuerdo vívidamente los artículos de Alejandro Dolina, José Pablo Feinmann, Pacho O´Donnell y Gloria Guerrero, las entrevistas de Mona Moncalvillo, las tiras de Alfredo Grondona White, "Las puertitas del Señor López" de Trillo y Altuna, "La vida interior" de Tabaré y "Boggie el Aceitoso" de Fontanarrosa, entre otros.

Mi tío ya no está, pero las revistas quedan. Tendría que volver a repasarlas para hacer más memoria. Andan por ahí, juro que las tengo. Esta noche las voy a rastrear.

¿Vos tenés alguna historia con Humor, El periodista y Fierro?

Una viuda orgullosa


Un día como hoy (18 de junio), pero hace 26 años, Kiss se presentaba ante 137 mil personas en el estadio Maracaná de Río de Janerio, Brasil, en lo que fue la audiencia más grande registrada hasta el día de hoy por la banda.

Este recital fue el primero de una mini gira por Brasil (tocaría luego en Belo Horizonte el 21 y en São Paulo el 25) que terminaron siendo las últimas presentaciones de Kiss con maquillaje hasta la Gira Reunión de 1996.

En realidad, iba a ser Buenos Aires la que contaría con este “honor”, ya que la banda tenía pactadas tres fechas en la Bombonera para el 19, 20 y 21 de agosto. Pero a cinco días del recital se anunció su postergación por "inconvenientes técnicos", aunque el verdadero motivo fue el accionar de un ignoto comando bautizado “2 de abril” que amenazó con volar el estadio de Boca Juniors si esos "salvajes y depravados" actuaban allí. Poco después, el show se canceló definitivamente y nadie recuperó el dinero de la entrada.

El primer show sin maquillaje fue pocos meses después: el 11 de octubre del mismo año en el Cascais Hall de Lisboa, Portugal, en la gira presentación del exitoso disco Lick it Up.

A pesar que Kiss no atravesaba por su mejor momento, y había perdido a dos de sus integrantes originales (Ace Frehley y Peter Criss), la banda sonaba demoledora gracias a la incorporación del contundente baterista Eric Carr y del genial guitarrista Vinnie Vincent que aportaron un sonido mucho más moderno y metalero.

En lo personal, adoro esta etapa del 10º aniversario, que coincide con el disco Creatures of the Night. El fragmento en vivo pertenece al tema War Machine, registrado durante el show de Río de Janeiro por las cámaras de TV Globo.

A veces me siento como Badía con los Beatles, pero por favor vean a esta aplanadora. Soy una viuda orgullosa y tengo motivos para estarlo...